Menu

miércoles, 13 de junio de 2012

Cómo preparar una bandeja de desayuno para papá

A todas las mujeres nos gusta que nos lleven el desayuno a la cama, pero esta vez la prepararemos para otra persona en una ocasión especial: Día del Padre.

Si todavía no pensaste en un regalo original y útil, esta puede ser una buena idea. Te proponemos regalarle una bandeja completísima de desayuno a tu papá o pareja. Tendrá muchas cosas ricas para compartir en familia, pero sobre todo estará cargada de toda tu creatividad e impronta artística.

Es muy fácil y lleva poco tiempo; de este modo no tendrás excusa a la hora de mimar al agasajado en su día y podrás disfrutar de un desayuno o merienda en la comodidad de la cama.

En nuestro local encontrarás bandejas de diferentes tamaños. Debes elegir teniendo en cuenta la cantidad de cositas ricas y los utensillos que utilizarás. Si preferís pintarla, vas a necesitar pinceles, paño para retirar el exceso de polvo, lijas finas, barniz, pintura de madera blanca y pintura al óleo.

Primero tenés que pintar con la pintura para madera y dejar secar. Después, lijar la superficie de manera para que la pintura quede gastada y más tarde, retirar el exceso de polvo con el paño. Con la pintura al óleo podés decorarla con el diseño que más te guste (o que más le guste a él). Con flores, corazones, tu nombre y el suyo o simplemente escribir el mensaje que quieras decirle. 

Una vez lista la bandeja, tenés que pensar en una linda taza con su plato de apoyo. En la asa y en la cucharita podés atar unas cintitas decorativas a tono con el color de la bandeja. También, vas a necesitar una lecherita, una azucarera (pueden ser sobrecitos) y un pequeño termo o una tetera. En Vicky Provenzano - DECO JARDIN encontrarás muchas variedades en colores y tamaños.
 

Ahora, sólo te falta lo que tengas ganas de comer: podés acompañarlo por unas facturas, alfajorcitos de maizena, galletitas o tostadas. Para darle más dulzura, podés agregarle mermeladas en pequeños envases (en cualquier súper los conseguís) y también una manteca chiquita.  


No te olvides de los sobrecitos de café o té, y un rico jugo recién exprimido. Tené en cuenta que si tu papá es más clásico tal vez unos mates le gusten más. 

Por último, envolvé toda la bandeja en papel celofán con un moñito y te va a quedar súper completa y original.

¡Ahora sí, todos a disfruta del desayuno!

No hay comentarios:

Publicar un comentario