Menu

miércoles, 11 de abril de 2012

Decoración con alfombras

Con la llegada del frío, utilizar alfombras para abrigar nuestra casa se constituye entonces en un recurso práctico, que no solo ofrece calidez y confort sino que ayuda también a delimitar espacios, acentuar o dividir áreas, agrandar ambientes pequeños, aportar originalidad con sus formas y colores y completar la decoración de cualquiera de nuestros ambientes.
  
Las alfombras poseen propiedades de aislamiento térmico, porque nos protegen del frío en los pisos, y también acústico, ya que absorben los sonidos y contribuyen al silencio. Además son económicas y de fácil colocación, pudiendo incluso ser ubicadas sobre otros pisos sin tener que realizar obras.



Utilizar alfombras que se adecuan a todo tipo de ambientes, suma diseño y textura a nuestra decoración integrando los distintos elementos de un recinto (muebles, iluminación, objetos), permitiéndonos con su sola y correcta ubicación conseguir un resultado armónico y decorativo.
  
Existe una gran variedad de alfombras para todos los estilos decorativos, que aportan también un gran valor cultural y estético, como es el caso de los aguayos provenientes del norte. Pueden ser clásicas con flores, modernas con círculos, figuras geométricas o formas abstractas, de diseño o con texturas. Se confeccionan en forma artesanal o industrial y su calidad estará dada por su diseño y el material con que se hayan realizado (lana, hilo de algodón, fibras naturales y sintéticas). Estos distintos hilados pueden ser de pelo corto o pelo largo, con lo que el producto final adquirirá distintos estilos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario