Menu

viernes, 20 de enero de 2012

Cómo armar una mesa de té especial

Las reuniones de mujeres tienen algo especial. Todas hablamos al mismo tiempo, reímos, nos confesamos, nos aconsejamos, y compartimos la magia de ser amigas, colegas, madres e hijas. Y claro, en cada reunión femenina, siempre hay bocadillos, delicias, y numerosas tazas de té.

Para agasajar a tus amigas, prepara una bella mesa de té con tazas en juego, platos, algunos pinchos y servilletas. Coloca a lo largo de la mesa platillos dulces y salados, y arregla con un bello centro floral, que inunde el aire con su perfume. Y luego, recibe a tus amigas con el agua caliente, y lista para convidarles un delicioso té. Pero no se tratará de uno cualquiera, sino de un té personalizado para cada invitada.

Para hacerlo, consigue un rico té en hebras. Una opción es conseguir algunos puñados de té negro, té rojo, té verde, y té del tipo que prefieras. Coloca estas hebras en lindos recipientes (un secreto: lo ideal es en una mesa auxiliar). Junto a las hebras, coloca pequeños platos con cáscaras secas, cortada en tozos pequeños o trituradas, de naranjas, limones y pomelos, por separado. También coloca chips de fruta desecadas, las que prefieras, dependiendo del gusto de tus invitadas. También podes colocar algunas semillas aromáticas, chauchas de canela, y hasta estrellas de anís o vainas de vainilla fresca.

En un último contenedor, de gran capacidad, coloca las bolsitas en las que cada invitada podrá elaborar su propio sabor de té. Esto será original y entretenido, y permitirá crear en cada taza una combinación diferente, al gusto de cada comensal.

Para hacer estas bolsas, crea círculos o pequeñas bolsitas de tela de organza, de gasa, o una tela liviana, blanca, y delgada. Corta círculos y practica un hilván por el reborde, dejando un excedente de hilo. Utiliza un hilo grueso o de crochet, para que sea más llamativo y sencillo de tomar. Une ambos extremos del hilo, no sin antes colocar un pequeño cartel con la fecha del evento o con un dibujo especial, para también facilitar su manipulación. Al tirar del hilo, la bolsita se cerrará, atrapando con firmeza las hebras de té y los saborizantes elegidos.

Ya confeccionadas las bolsitas y dispuesta la mesa principal y la mesa auxiliar, sólo resta degustar de las mezclas, en una amena charla, y en un encuentro con la energía que sólo las reuniones entre amigas y entre mujeres pueden convidar.



Fuente: http://sociedad.comohacerpara.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario